2018-09-21
Deportes Internacional

Dos minutos bastan a Bélgica para vencer a una frágil Islandia: 3 a 0


Bélgica arrancó con buen pie la Nations League al vencer por 0-3 a Islandia. El debut de los ‘diablos rojos’ en esta nueva competición no fue ni mucho menos brillante, aunque sí suficiente para infligir al cuadro ‘vikingo’ su segunda derrota consecutiva. El 6-0 del pasado sábado ante Suiza pareció pesar mucho la los islandeses, conformistas y con excesivo respeto hacia un rival al que le bastaron dos minutos para poner rumbo hacia su primer triunfo. Hazard, de penalti, y un doblete de Lukaku fueron suficientes para desarbolar al cuadro islandés.

Bélgica salió decidida a cerrar el encuentro cuanto antes, pero a pesar de tener el control del partido no conseguía llegar con peligro a la meta vikinga. De hecho, fueron los islandeses los primeros que flirtearon con el gol, aunque el remate de Sigurdsson fue desviado por un defensa.

Los de Robert Martínez se tomaron en serio el aviso y empezaron a encerrar a Islandia en su área. Hazard empezaba a carburar por la izquierda del ataque y junto a él un activo Lukaku, objeto de un agarrón de Ingason sancionado con la pena máxima. Hazard no titubeó y adelantó a los ‘diablos rojos’ tirando el penalti con calidad (29’).

Sin tiempo para rehacerse, llegó el segundo mazazo para Islandia, que pese a defenderse con muchos jugadores se vio con dos goles por debajo en el marcador (31’). Kompany cabeceó un saque de esquina, pero fue Lukaku aprovechando el rechace del portero Halldorsson el que perforó la meta vikinga.

La segunda parte empezó algo supina. Bélgica dominaba el balón con claridad, sin embargo a sus posesiones le faltaba profundidad. Carrasco lo intentó con un disparo tras combinar bien con Hazard, pero la defensa islandesa consiguió desviar su tiro.

Sigurdsson logró aportar algo de picante al partido e hizo volar a Courtois, que saco una mano ya en el aire para desviar el tiro del ‘10’ vikingo. Esa acción, pero, fue un espejismo pues el encuentro siguió con el mismo ritmo lento que hasta el momento, algo beneficioso para la selección belga.

A falta de diez para el final llegó la sentencia definitiva para Islandia, más pendiente de no recibir un gol que de ir a por el partido. Un centro lateral lo remató perfecto Lukaku con un suave toque (81’), una ‘delicatesen’ que ayudó a digerir el encuentro.