2018-07-22
Poza Rica

Obrero muere al caer de puente en construcción


Coatzintla, Ver.- Obrero pierde el equilibrio y cae a barranco en el Barrio de Xico; los hechos se registraron en el puente que se construye en la calle Francisco Sarabia y que conectará con el Fraccionamiento Olmecas.

AlliAlli vecinos vieron deambular al obrero por la calle, más tarde algunos menores dieron aviso que lo habían encontrado sin vida y tirado debajo del puente.

Del finado solo se conoce su apodo, “El Chilango” ya que decía que era originario del Estado de México y presuntamente trabajaba en la compañía que construye el puente vehicular.

Efectivos de Fuerza Civil acordonaron el área, posteriormente arribó al sitio un equipo de dos policías ministeriales una mujer y un hombre, (éste último) prepotente ordenó a dos efectivos de Fuerza Civil que no permitiera que reporteros y fotógrafos de la medios de comunicación que acudimos al suceso tomáramos fotografías y amenazó con detener a los reporteros que se encontraban en el interior de una vivienda particular a la que se accedió con autorización de la propietaria a quienes trataron de intimidar.

Se les respondió a los efectivos del orden que mientras no trasgrediéramos la zona acordonada no podían prohibir realizar la cobertura noticiosa, mediante el derecho a la información y que ellos, no podrían ingresar como lo hicieron a un predio particular sin orden de un juez.

Esto no gusto al prepotente “gorila con placa” policía ministerial quien dijo a los policías de Fuerza Civil que nos dijera que por la mañana ya había detenido a otro reportero y que faltábamos nosotros. Por ello, en la transmisión en vivo del fatal accidente se dio constancia de las amenazas vertidas por el Policía y se exigió al Director de Policía Ministerial del Estado que tome cartas en el asunto, ya que hacemos responsable al citado policía de cualquier acción en contra nuestra, del mismo modo solicitamos el apoyo de la CEAP ante las amenazas lanzadas por el Ministerial quien por cierto se negó a proporcionar su nombre, escudándose en el anonimato.

Tras el incidente, se continuó con la cobertura ante la llegada de peritos criminalistas de la FGE, quienes llevaron a cabo el levantamiento del cadáver, que una vez rescatado del hoyanco, fue trasladado al Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia que exige la ley.