2017-12-13
Internacionales

Obama aconseja: piensen antes de tuitear


 Barack Obama, expresidente de Estados Unidos,afirmó este primero de diciembre que el poder de redes sociales como Twitter, Facebook o WhatsAppestá conduciendo a “juicios precipitados sobre temas complejos”, por lo que llamó a los líderes políticos a pensar antes de tuitear.

Así lo dijo durante una conferencia que se llevó a cabo en Nueva Delhi, donde recibió varias preguntas sobre su sucesor, el presidente Donald Trump, a las que se limitó a responder con una advertencia general para todas las figuras relevantes.

“Creo que es importante ser conscientes tanto del poder de estas herramientas como de sus límites”, dijo cuando se le cuestionó sobre los peligros de Twitter, una plataforma en la que Trump ha provocado repetidas controversias.

En lo que fue considerado como una sutil crítica a Trump, la exprimera dama Michelle Obama pidió recientemente a los asistentes de un evento que cotejaran en lugar de tuitear todo lo que les pasa por la cabeza.

“Creo que simplemente estaba dando un consejo general, el mismo consejo que antes oían de sus madres: ‘no digan lo primero que se les ocurre’”, comentó Barack Obama durante el simposio organizado por el diario Hindustan Times.

“Sus padres y sus madres lo sabían. Escúchenlos. No hagan las cosas así. Pienses antes de hablar, pienses antes de tuitear”, agregó.

Desde que dejó el poder en enero pasado, Obama habla poco sobre el presidente republicano, quien se ha dedicado a desmontar buena parte de las medidas tomadas en los dos mandatos de su predecesor demócrata.

Sin embargo, este viernes, fue más directo a la hora de criticar la amenaza de Trump de salir del Acuerdo de París de 2015 contra el cambio climático.

“Es un acuerdo que da a nuestros hijos la oportunidad de defenderse” ante los cambios en el planeta, declaró Barack Obama.

Donald Trump, que llegó a calificar el calentamiento climático de “broma”, anunció el junio la retirada de Estados Unidos del acuerdo. Esta no será sin embargo efectiva hasta antes de noviembre de 2020.

Esta decisión ha sido duramente criticada en su propio país, donde varias ciudades y Estados anunciaron que continuarán adoptando medidas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

“La buena noticia es que en Estados Unidos hay Estados, empresas y universidades que siguen trabajando para que se respeten los compromisos que hemos firmado”, dijo el anterior inquilino de la Casa Blanca.