2018-10-17
Sexología

Tener sexo, ¡Mejora los tratamientos para la Diabetes Tipo 2!


Tener sexo puede mejorar los resultados de los tratamientos para la diabetes tipo 2, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y que ha sido publicado en la revista ‘Diabetes Care‘.

La metformina es la primera línea de tratamiento farmacológico en la diabetes tipo 2, si bien muchos pacientes a veces necesitan medicamentos adicionales para reducir sus niveles de azúcar en la sangre. En la actualidad, los médicos basan sus decisiones sobre la prescripción de estas opciones de medicamentos adicionales en función del parámetros cuya evidencia científica está limitada.

En este sentido, el nuevo estudio, financiado por el Medical Research Council, proporciona un punto de partida con un enfoque más basado en la evidencia para la prescripción de medicamentos después de la metformina. Así, centrándose en el sexo y en el IMC de los pacientes, los autores encontraron diferencias importantes en el probable éxito de lassulfonilureas y tiazolidindionas, las cuales se suelen prescribir para reducir los niveles de azúcar en la sangre y el riesgo de efectos secundarios.

Por ejemplo, en el trabajo, las mujeres obesas tenían muchas más probabilidades de tener un buen control de la glucosa en sangre con las tiazolidindionas que con las sulfonilureas, mientras que los hombres no obesos tenían más probabilidades de tener un buen control de la glucosa en sangre si tomaban sulfonilureas.

Los científicos utilizaron datos anónimos de más de 29 mil pacientes que participaron en varios ensayos. Al combinar estos datos, los investigadores pudieron demostrar que sus hallazgos son robustos y potencialmente aplicables a muchas de las más de 3 millones de personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 en el Reino Unido.

“Nuestros hallazgos son importantes ya que proporcionan la primera evidencia de que los enfoques médicos personalizados o de ‘precisión‘ en la diabetes pueden basarse en características simples de los pacientes, en lugar de pruebas genéticas”, han aseverado los expertos.