2018-11-16
Sexología

Cómo hablar sucio en la cama (sin sentirte ridícula)


Hablar sucio parece TAN fácil en las películas (en el porno, para ser exactos), pero ponerlo en práctica… no es tan sencillo ni cómodo como uno podría imaginar. “¿Cómo lo digo?” “¿Yo empiezo?” “¿Cuál es un tono sexy?”

Muchas mujeres quieren intentarlo, pero la mayoría no tiene ni idea por dónde comenzar. La excitación sexual sucede en el cerebro, así como en los genitales, y hablar sucio nos deja imaginar cosas que puedan excitarnos porque involucra un riesgo emocional.

Si tú, como muchas más, quieres intentarlo, ahí te va nuestra guía garantizada 😉

No lo hagas si no quieres

Hablar sucio no siempre será lo mejor para ti. Si no te sientes cómoda con la idea, o no hay suficiente confianza entre pareja, te aseguro que no será divertido. Debes estar 100% segura de que es algo que quieres hacer… y que lo intentarás con la persona correcta.

Háblalo con tu pareja

Como cualquier nuevo acto sexual, antes de hacerlo, tienes que platicarlo con tu pareja. Sé que no es fácil hablar de estas cosas, especialmente si es la primera vez que tomas la iniciativa, pero si no lo haces, tu pareja podría sacarse mucho de onda.

Esto además te ayudará a evitar situaciones incómodas. Recuerda, hablar sucio es sexy si AMBOS lo disfrutan 😉

Lean un libro erótico juntos

Leer libros rosas en voz alta puede ayudarte a construir un vocabulario sexy para enfrentar la incomodidad. Usa las palabras de alguien más primero para construir confianza e ir formando las propias.

Un juego previo

Los juegos y juguetes sexuales existen por algo… ¡que no te dé miedo usarlos! Aprovechen un juego en internet para hablar sobre sus fantasías y deseos. O mejor aún, jueguen poker de prendas y quítense la pena. Jugar no sólo es divertido, sino que creará un ambiente más cómodo para que tú te sientas más en confianza.

Empieza con mensajes

Hablar sucio puede empezar ANTES de que se vean en persona. ¿Qué hay del sexting? Además de divertido y fácil, puede ser una herramienta para entrar más en confianza. Empieza con algo sencillo y ve incrementando la dificultad.

Sigue con audios

Lo malo de los textos es que tú y tu pareja no pueden escucharse, algo que puede ser increíblemente erótico. Es por eso que te recomiendo grabar audios con una voz sexy. A comparación de las fotos eróticas, los audios no tienen mayor riesgo y pueden ser más personales y románticos.

Haz observaciones

Si están teniendo sexo, ya están haciendo algo placentero, así que puedes incrementar el placer haciendo observaciones de momentos o sensaciones específicas como: “estoy tan mojada para ti” o “te sientes tan bien.” ¡Usa todos tus sentidos!

Dile lo que te gusta

Recuerda: los hombres no son buenos para eso… ¡y no saben leer la mente! Al decirle lo que te gusta mientras lo hace no sólo lo ayudará a mejorar, sino que también incrementarás su ego.

Si las cosas no salen bien, no te lo tomes personal

Las diferencias culturales, experiencias pasadas y otros factores pueden jugar un rol importante en la reacción de tu pareja. Si algo no sale bien, tómalo con calma y háblenlo. Esto creará intimidad y aprenderán más el uno del otro.