2019-05-24
Deportes Internacional

La defensa de Lupita González presenta inconsistencias en el caso


Una mala asesoría de Lupita González desató el castigo de cuatro años para la medallista mexicana en los Juegos Olímpcios de Río 2016, toda vez que su defensa mostró inconsistencias y falsificó documentos tras el positivo por trenbolona, sustancia prohibida por la Agencia Mundial de Antidopaje, de acuerdo a información de El Heraldo de México.

Juan Pablo Arriagada, representante de Sport Resolutions, escribió el proceso de la atleta mexicana, que al ser castigada hace unos días, no podrá competir en Tokyo 2020. Al parecer, González solicitó una extensión de tiempo para argumentar con documentos.

La defensa aseguró que la marchista había consumido hígado de res supuestamente contaminado, así como cinco tacos de pastor. En la resolución se especificó que algunos documentos fueron falsificados, como recomendaciones médicas.

Sus defensores presentaron esas pruebas el pasado 17 de abril en Londres, que al final en vez de ayudar a la atleta, aumentó su castigo a cuatro años finalmente.