2019-10-16
Deportes Internacional

Los Wolves de Raúl Jiménez le pegan al Manchester City a domicilio


Muerden al campeón. Los Wolves de Raúl Jiménez salieron del Etihad Stadium con el botín completo. El exdelantero del América cambió su papel de goleador por el de asistidor para que, con los goles de Adama Traoré, sorprendieran a propios y extraños al pegarle al actual bicampeón de la Premier League (0-2).

Estamos en octubre, sí. Pero el Manchester City ya se encuentra a ocho puntos del Liverpool en la lucha por el título de Premier League. Más allá del terrible resultado y de que el City se quedó sin marcar por primera vez en esta temporada en Liga, lo más frustrante fue la incapacidad que demostraron durante los 90 minutos de generar ocasiones claras de peligro… y cuando las generaron, la suerte no estuvo de su lado.

No fue la tarde de los de Guardiola, que vieron como su rival ganaba al aprovechar una contra dirigida por Raúl Jiménez que dejó en el camino a Otamendi, con túnel incluido, para asistir a Adama Traoré quien batió a Ederson. El segundo gol tuvo idénticos protagonistas y permitió al Wolverhampton ganar en el Etihad 44 años después.

Los Citizens, que perdieron su segundo partido liguero tras la derrota en casa del Norwich (3-2), ven como en la actual temporada van a tener que sudar y seguir la estela del solvente Liverpool, que suma victorias en una racha histórica. Ahora mismo, las nubes se han instalado sobre el Etihad mientras que un sol radiante brilla sobre Anfield.

Si esto termina pasando gran parte de culpa la tengan los goles de Adama Traoré, servidos por Raúl Jiménez y celebrados hasta el éxtasis por todos los Wolves. Y no es para menos. Fue la primera vez que el City iba perdiendo en casa en los últimos 26 partidos. La sorpresa aumenta si nos atenemos a las estadísticas: el Manchester City sólo se había quedado sin marcar en casa en Liga en uno de sus últimos 44 partidos como local. En estos 44 partidos, el City marcó 142 tantos y apenas perdió dos encuentros, ganando 39 y empatando 3.

Si el sábado el Liverpool consiguió la victoria gracias a un penalti en el 95′, ahora el City ha caído con los dos únicos disparos entre los tres palos del Wolverhampton. Partido para olvidar para el actual bicampeón de la Premier League. El liderato ya está a ocho puntos. ¿Será que este año se pinta de rojo?