2019-04-21
Deportes Nacional

Los Wolves de Raúl Jiménez siguen con la resaca tras la eliminación de la Copa


Los lobos no aullan. Luego de caer eliminados de manera sorpresiva en las semifinales de la FA Cup, los Wolves de Raúl Jiménez sumaron un nuevo descalabro, por marcador de 3-1, contra el Southampton, un equipo que lucha por la permanencia en la Premier League.

Muy temprano en el partido los Wolves recibieron la sorpresa que determinaría el rumbo del partido. Nathan Redmond anotó al minuto dos del partido con lo que los Wolves tuvieron que ‘remar contra corriente’.

Con el gol, el partido comenzó a ser de ida y vuelta. Los Saints no se escondieron y trataron de aumentar la ventaja aprovechando los errores de su rival.

No obstante, fue la manada quien anotó para emparejar los cartones gracias a un fuerte cabezazo de Willy Boly al minuto 27.

La alegría del equipo de Raúl Jiménez terminaría dos minutos más tarde con el segundo gol de Redmond quien definió picando el balón luego de recibir un gran pase filtrado.

Para el segundo lapso el partido cambió su ritmo. A pesar de que el Wolverhampton inclinó la cancha, sus aproximaciones no causaban miedo, a excepción de la más clara que tuvo Raúl Jiménez quien, en el filo del área chica, encontró un rebote aéreo y con una ‘semi volea’ intentó penetrar el marco de su rival. Lamentablemente su disparo salió muy desviado.

El viejo adagio de ‘gol fallado es gol en contra’ se cumplió luego del error de Jiménez pues al minuto 71 Shane Long aprovechó que Adama Traoré se quedó ‘colgado’ para anotar el tanto definitivo.

Los errores condenaron a los Wolves. El equipo sensación de la Premier League sigue sin poder ‘curarse’ la resaca de la eliminación de la FA Cup, un malestar que se agrava con el pasar de las semanas.