2019-08-19
Deportes Internacional

Zion Williamson, Kevin Knox… los Knicks preparan una megaoferta por Anthony Davis


Pese a que la primera intención de David Griffin como nuevo mánager general de los New Orleans Pelicans era convencer a Anthony Davis para que se quedara y continuara liderando el proyecto, lo cierto es que el pívot sigue con la idea de abandonar la franquicia de Louisiana y si no lo hace este verano o a lo largo de la próxima temporada, lo hará a partir del 1 de julio de 2020 y gratis.

Es por eso que los de Nueva Orleans han estado en permanente contacto con algunas franquicias de la NBA y la mejor oferta podría llegar desde Nueva York. Ian Begley, periodista de SNY, informó de que los Pelicans están siguiendo de cerca a Kevin Knox, uno de los jugadores con más proyección de la liga, y estarán muy pendientes de la elección que consigan los Knicks en el sorteo del Draft, que será una de las cinco primeras al haber sido el peor equipo de la temporada.

En caso de llevarse el nº1 del Draft, lo más probable sería la elección de Zion Williamson, el gran fenómeno adolescente en Estados Unidos. Un ‘pack’ compuesto por Zion, Knox y algún otro jugador o elecciones del Draft podría ser muy interesante para la reconstrucción de los Pelicans. De hecho, entre los ejecutivos de la liga se sospecha que en Nueva Orleans rechazaron tantas veces a los Lakers con el objetivo de llevarse al mejor jugador del próximo Draft. Por su parte hay informaciones de que en los Knicks no están del todo convencidos de que Williamson vaya a tener un potencial como el de LeBron James o el del propio Davis como se predice.

Otro aspecto que juega a favor de los Knicks es que de llevarse a cabo la más que posible salida de Kyrie Irving de los Boston Celtics, ‘La Ceja’ rechazará la franquicia de Massachusetts como destino.

El fichaje de Davis sería la guinda perfecta para terminar de convencer a las dos estrellas que pueden reclutar los Knicks este verano a través de la agencia libre. Los Kevin Durant, Irving y compañía podrían ver con buenos ojos llegar a un proyecto en el que habría aterrizado otro crack como el pívot de Chicago.